MISIÓN

 

El Colegio San José es una institución educativa sin fines de lucro que brinda servicios a niños desde dos meses a duodécimo grado. Provee una educación integral balanceada que conduzca al niño a la formación de la voluntad y a su desarrollo físico, emocional, social, intelectual, moral y religioso.  Para alcanzar la educación integral en los estudiantes se trabaja con la dimensión humana, intelectual y religiosa.

 

Dimensión Humana

 

1.  Cultivar la mutua colaboración entre el hogar y la escuela para lograr un comportamiento que valore el servicio, el diálogo, la disciplina, el amor y  el respeto, como medios que conducen a desarrollar una persona saludable.

 2. Estimular al niño hacia el conocimiento del contexto socio-cultural de Puerto Rico y del mundo, así como de los problemas que afectan el medio ambiente para que se conduzca como un ser solidario y cuidadoso.

 3. Posibilitar la formación corporal del estudiante por medio de la educación física y del deporte que le ayude a conocerse mejor a sí mismo, encausar sus impulsos y lograr una conducta emocionalmente equilibrada.

 

Dimensión Intelectual

 

1.  Desarrollar al máximo las destrezas de pensamiento de cada estudiante despertando en él la curiosidad, y el deseo de aprender para el logro de una vida productiva.

 2. Fomentar en el niño el deseo de investigación y búsqueda de la verdad para que pueda llegar a una síntesis entre fe cristiana y cultura.

 3. Estimular una actitud responsable hacia el trabajo personal y grupal llevado a cabo con esfuerzo, constancia y dedicación para contribuir al progreso de la ciencia y la cultura.

 

Dimensión Religiosa

 

1. Guiar al niño para que descubra el don gratuito de la Fe, que le lleve a un encuentro progresivo con Cristo y con los hermanos mediante el cultivo de la oración personal y litúrgica, la devoción a María, modelo de creyente, la vida sacramental y las virtudes cristianas.

2. Cultivar en el estudiante el sentido de pertenencia a la Iglesia, pueblo de Dios, como miembro bautizado para que se encamine hacia un compromiso activo y responsable.

3.  Lograr que el niño descubra la dimensión misionera de la fe, que le haga sensible a las necesidades espirituales y materiales de los pueblos que sufren y de todos los hombres.